La Inteligencia Emocional en los niños.

Son varios los años que llevamos impartiendo una actividad extraescolar conocida como ¡Emociónate! con la que se pretende fomentar la Inteligencia Emocional. Sin embargo, son muchas las personas que nos siguen preguntando qué es esto de la Inteligencia Emocional.

Con este post intentaremos resolver algunas de las dudas.

Nuestra sociedad ha valorado durante muchos siglos un ideal muy concreto del ser humano que es la inteligencia. Tradicionalmente esta era entendida como esa habilidad en algunas materias como son: las lenguas clásicas, el latín, el griego o las matemáticas entre otras.

Por otro lado, recientemente se ha identificado la inteligencia con obtener unas puntuaciones altas en los test de inteligencia y por lo tanto en capacidades como el razonamiento, la velocidad de procesamiento, la memoria o las capacidades viso-espaciales, que dan lugar a un Cociente Intelectual (CI).

Sin embargo, en el siglo XXI este modelo ha quedado en el pasado, debido a que este tipo de inteligencia no era capaz de explicar el rendimiento tanto académico como empresarial, puesto que en muchas ocasiones un mayor CI no se relaciona con el alto rendimiento.

Por ello, cogieron impulso otro tipo de  teorías de la inteligencia que intentaban comprenderla desde ópticas diferentes, como la  Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, la teoría de Raymond Cattell (y otros) que explicaba las diferencias entre Inteligencia fluida y cristalizada, o la Inteligencia Emocional (IE) que popularizó Daniel Goleman.

Pero… ¿Qué es la Inteligencia Emocional (IE)?

Siguiendo a Salovey y Mayer...

Podemos definir la IE como «la habilidad de las personas para atender y percibir los sentimientos de forma apropiada y precisa, la capacidad para asimilarlos y comprenderlos de manera adecuada y la destreza para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás».

 Desde el modelo de habilidad, la IE implica cuatro grandes componentes:

  • Percepción e identificación emocional: Estas habilidades se construyen en la edad infantil, a medida que vamos madurando nuestro abanico de emociones se va ampliando (universo de emociones), y comienzan a ser asimiladas en nuestro pensamiento.
  • El pensamiento: En el nivel consciente, el sistema límbico sirve como un mecanismo de alerta frente a los estímulos. Si el aviso emotivo permanece en el nivel inconsciente, significa que el pensamiento no está siendo capaz de usar las emociones para resolver problemas. Sin embargo, una vez que la emoción está conscientemente evaluada, puede guiar la acción y la toma de decisiones.
  • Razonamiento sobre emociones: En esta etapa, las reglas y la experiencia gobiernan a las emociones. Las influencias culturales y ambientales desempeñan un papel significativo en este nivel.
  • Regulación de las emociones: En esta fase, se manejan y regulan las emociones con el fin de producir un crecimiento personal y en los demás.

Siguiendo a Goleman ...

La IE se puede relacionar con las siguientes habilidades:

  • Conciencia de sí mismo y de las propias emociones y su expresión.
  • Autorregulación.
  • Control de impulsos.
  • Control de la ansiedad.
  • Diferir las gratificaciones.
  • Regulación de estados de ánimo.
  • Motivación.
  • Optimismo ante las frustraciones.
  • Empatía.
  • Confianza en los demás.
  • Artes sociales.

Finalmente siguiendo a Bar-On...

La IE es un conjunto de conocimientos y habilidades en lo emocional y social que influyen en nuestra capacidad general para afrontar efectivamente las demandas de nuestro medio. Dicha habilidad se basa en la capacidad del individuo de ser consciente, comprender, controlar y expresar sus emociones de manera efectiva.

Teniendo en cuenta lo anterior... ¿Por qué son tan importantes las emociones en la vida cotidiana?​

  • Para desarrollar la sensibilidad y el carácter de los alumnos.
  • Por la relación de algunas competencias de la IE con el rendimiento.
  • Para fomentar la autoestima.
  • Debido a la relación entre las emociones y el sistema inmunológico (salud física).
  • Por la relación de la IE con el bienestar personal y el ajuste psicológico.
  • La relación de la IE y la calidad de las relaciones interpersonales.

Referencias bibliográficas.

Goleman, D. (1996): Inteligencia emocional. Barcelona, Kairós.

Extremera ,Fernández-Berrocal ( 2004)  El papel de la inteligencia emocional el alumnado: evidencias empíricas. Revista Eectrónica de Investigación Educativa, Vol. 6, No.2, 2004.  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *